Dialéctica y canibalismo

El canibalismo lleva siglos operando como uno de los signos que justificaban la abominaci n, tanto de las modalidades m s inamistosas de la humanidad ex tica como de las formas tenidas por m s amenazantes de disidencia interior Desde Herodoto hasta algunos cultivadores de la moderna antropolog a, los relatores de lo remoto han hecho agitarse el fantasma de la homofagia deEl canibalismo lleva siglos operando como uno de los signos que justificaban la abominaci n, tanto de las modalidades m s inamistosas de la humanidad ex tica como de las formas tenidas por m s amenazantes de disidencia interior Desde Herodoto hasta algunos cultivadores de la moderna antropolog a, los relatores de lo remoto han hecho agitarse el fantasma de la homofagia de los habitantes de la naturaleza como una de las razones para justificar su inhabilitaci n civilizatoria y, con ello, para reclamar su redenci n o su exterminio Al mismo tiempo, todas las minor as que se han ido sucediendo en el punto de mira de la vieja tradici n persecutoria europea han recibido el estigma de ser consideradas consumidoras de carne humana, preferiblemente infantil As , desde los primeros cristianos hasta los jud os y los gitanos de hace no mucho, los diferentes pr ximos han visto en la acusaci n de antropofagia uno de los m s recurrentes argumentos para su asedio Esta obra pone de manifiesto la condici n falsificada de la culpa can bal atribuida a las m s inaceptables variedades de otros, resultado de la manipulaci n de materiales culturales diversos, muchos fabulados, otros extra dos de observaciones parciales que ansiaban confirmar la sospecha de lo aberrante Se examinan aqu , luego de un repaso en panor mica de informaciones y juicios al respecto, varios ejemplos concretos de ese trabajo de inculpaci n hacia los radicalmente distintos las impresiones de Col n a prop sito de los primeros indios con los que traba contacto, aut ntica matriz de la futura iconograf a del can bal americano las constataciones de que si alguien practic la devoraci n de carne humana en la empresa conquistadora fueron precisamente los conquistadores las suspicacias en torno ala eucarist a, que condujeron a inculpar a los primeros cristianos como manducadores de ni os, y, por ltimo, el paradigm tico caso de la invenci n de la antropofagia azteca.
Dial ctica y canibalismo El canibalismo lleva siglos operando como uno de los signos que justificaban la abominaci n tanto de las modalidades m s inamistosas de la humanidad ex tica como de las formas tenidas por m s amenaza

  • Title: Dialéctica y canibalismo
  • Author: Alberto Cardín Ramón Valdés
  • ISBN: 9788433913791
  • Page: 329
  • Format: Paperback
  • 1 thought on “Dialéctica y canibalismo”

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *